Ir a Principal
Institucionales
  Noticias
  Eventos
  Servicios
  Directorio
  Enlaces
  Gestión Judicial
    Gestión
    Audiencias
    Gestión Detallada
  Decisiones
    Ultimas Decisiones
    Por Fecha
    Múltiples Criterios
    Por Tribunal
  Jurisprudencia
    Por Fecha
    Indice Temático
    Múltiples Criterios
  Audiencias
  Foros
INFORMACION GENERAL DE Corte Marcial
 Presidente: Francisco Eduardo Rivas Rodríguez 

RESEÑA HISTÓRICA CORTE MARCIAL

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA JUSTICIA MILITAR

    La  Corte Marcial aparece legalmente instituida en el Código Militar el 18 de Abril de 1904, en tanto que previo a esta fecha existía la  Alta Corte Federal que se   constituía  con  carácter de marcial y para su funcionamiento quedaba integrada con la suma de dos Jueces Militares, quienes debían ser Oficiales  del grado de General en su más alta jerarquía, de ser posible. Con precedencia a este Código de 1904, el promulgado el 20 de febrero de 1873, denominado Código Militar de Venezuela, cuya redacción fue ordenada por el General Antonio Guzmán Blanco al General Felipe Estéves, reuniendo en un solo cuerpo Normas Orgánicas del Ejército, la Ley del  Servicio Militar y, la parte sustantiva y procesal de la Justicia Militar,  en ella se estableció el Tribunal Superior Marcial, con competencia para conocer en segunda instancia de las  sentencias dictadas por los Consejos de  Guerra Ordinarios.

    En el siguiente Código  Militar, correspondiente al año 1882 la normativa legal no varía en cuanto a las competencias jurisdiccionales de la Alta Corte Federal y el Tribunal Superior Marcial, hasta llegado el ya referido Código Militar de 1904,  promulgado bajo la  presidencia del General Cipriano Castro, según Decreto  Presidencial N° 9.308 de fecha 18 de Abril de 1904 y cuyo artículo 1960 estableció: "Habrá en el Distrito Federal  un Tribunal Militar denominado CORTE MARCIAL, constituido por siete vocales, que elegirá el Ejecutivo Federal en las Graduaciones de Oficiales Generales, para conocer en segunda instancia de las sentencias que dicten, tanto los Consejos de Guerras de Oficiales Generales, como los ordinarios, y cuya apelación sea interpuesta oportunamente".

    Sin embargo, es de acotar, que esta Corte Marcial no era de naturaleza permanente, en tanto que en el artículo  1,692 determina que "...se reunirá por iniciativa del Ejecutivo Federal, o a petición del  Oficial interesado en su dictamen...".  Entre sus facultades se encontraba conocer  ?...también de todos los asuntos no determinados expresamente en las Leyes Militares sobre la conducta de los Oficiales del Ejército Activo?, según el artículo 1.691 ejusdem, los vocales que la componían: ?devengarán las raciones de su grado por cada sesión  de seis horas que celebren?.

     Corresponde al Código Militar promulgado  el 12 de julio de 1923 establecer que ?La Corte Marcial será permanente, funcionará en la Capital de la República y estará constituida por siete Vocales elegidos  por el Ejecutivo Federal en la graduación de Oficial General y que gocen por cualquier causa de alguna pensión. Este  Tribunal conocerá  en Segunda Instancia de las sentencias que dicten  tanto los Consejos de Guerra de Oficiales Generales como los ordinarios, bien sea por consulta legal o por apelación interpuesta?.

     El carácter de la Corte Marcial trascendía de la función netamente jurisdiccional, por cuanto se le daba competencia para conocer de la conducta de los Oficiales del Ejército Activo y a este respecto resalta que ?Todo militar con mando superior de tropas o con dirección de operaciones  debe pedir la reunión  de la Corte Marcial, al terminar su campaña o comisión?. Aún ante la presencia reiterativa  de disposiciones relativas a emolumentos y a la convocación a instancia  del Ejecutivo Federal, el artículo 675, ejusdem, es determinante al instruir este Alto Tribunal Castrense con carácter permanente.

    El artículo 470 del Código Militar promulgado el 21 de junio de 1.930, se rebaja a cinco el número de Oficiales Generales, que no estén en servicio activo y de la más alta graduación posible. La elección quedará en la autoridad de la Corte Federal y de Casación  y pasa al Ministro de Guerra  y Marina la facultad de presentar la lista  correspondiente  a esos fines. La única designación prevista es la del Presidente y Secretario del Tribunal, quedando los demás integrantes  con el rango de Vocales. La competencia de la Corte Marcial se remite exclusivamente a conocer en segunda instancia y las demás que le asigne la Ley, eliminándose las facultades señaladas anteriormente.

    El primer Código de Justicia Militar es promulgado el 21 de julio de 1933, y conforme al artículo 216 varía nuevamente la composición de la Corte Marcial  al establecer: ?La Corte Marcial funcionará donde se halle el asiento de los Poderes Federales y se compondrá de seis Generales y un Oficial de Marina  como Principales y de seis Generales y un Oficial de Marina como Suplentes.  Es de indicar que por primera vez se integra legalmente en su organización un Oficial de la Armada, quien, no obstante, de ser el caso de juicio a un Oficial de mayor graduación a él, deberá ser sustituido por el consiguiente Oficial de Marina Suplente, si fuere, si fuere de igual o mayor graduación al enjuiciado, o por uno de los Generales Suplentes, en caso contrario. La elección es igual a la establecida en el Código Militar anterior a su vigencia.  Los cargos en el Tribunal son:  Presidente, Vicepresidente, Canciller y dos Vocales. Las atribuciones quedan ampliadas a acordar o no la rehabilitación de los condenados a pena de expulsión y ejecutar las sentencias firmes.

    El Código de Justicia Militar del 6 de agosto de 1938, rebaja nuevamente a cinco el número de Jueces integrantes de la Corte Marcial, abre el  campo a los Oficiales Superiores para formar parte de su organización judicial y a los militares retirados. La mención principal de la permanencia del tribunal en cuanto a sus integrantes es el señalamiento que durarán en sus funciones por el período constitucional y concederles el derecho a reelección.

    Los cambios más importantes en cuanto a su organización son: la designación del Presidente, del Canciller y del Relator, al igual que el aumento del radio de su competencia.

    El Código de justicia Militar de 1938 ha sido motivo de reformas substanciales en cuanto a la organización judicial ya que para 1945 entran a formar parte de ella los Profesionales del Derecho, en la categoría de Oficiales Asimilados  a ejercer determinados  cargos y entre éstos, el de Relator de la Corte Marcial.

    Para el año de 1958 la Organización Judicial Militar era totalmente desconocida  y en paralelo al Derecho Penal y Procesal Penal Militar. La mayor herencia negativa era atribuida a su dependencia militar, se veía y reconocía como un apéndice  de la Dirección de Justicia Militar y así no sólo aparecía sino funcionaba fácticamente.  Corresponde al General de Brigada (AV) Antonio Briceño Linares, Ministro de la Defensa, dar los primeros pasos para ir deslastrando a la Organización Judicial de esa Dependencia.

    En consonancia con ésta actitud la conducta exhibida por el para entonces Presidente del Consejo de Guerra Permanente de Caracas, Coronel (EJ) José Daniel Vera Custodio, quien en el llamado juicio de las Guerrillas, seguido en el año de 1962 por el procedimiento extraordinario, presentó un proceso abierto al público y a la prensa, y con defensores privados; radiado y con todas las garantías que la Constitución de la República otorga.  Es a  partir de ese año cuando comienza la consolidación de la Organización Judicial Militar y tenía que ser la Corte Marcial la que iniciase realmente  un proceso de autoidentificación jurisdiccional, sin marginar ni obviar la dogmática y disciplina militar. En este sentido, correspondió a la Corte Marcial impulsar los principios constitucionales de soberanía, independencia y autonomía que le son propios a todo  poder judicial, estableciéndose que la función principal del Ministerio de la Defensa, a través de la Dirección de Justicia Militar, es netamente de apoyo y de servir de órgano de coordinación.

    Posteriormente y con los mismos argumentos constitucionales y de otras Leyes, la Corte Marcial logró su autonomía presupuestaria para consolidar ciertamente los valores hoy innegables de cabeza rectora del Poder Judicial Militar en términos soberanos e independientes.

    El 2 de septiembre de 1998, se produce la última reforma parcial del Código de Justicia Militar, dentro del marco de reformas del sistema procesal penal venezolano. En dicha reforma parcial, se eleva su jerarquía a la de ?Código Orgánico de Justicia Militar?, se adopta el sistema oral-acusatorio y se le da función a la Corte Marcial de Corte de Apelaciones, manteniendo además su tradicional  competencia de conocer ?en única instancia de las causas que se sigan a Oficiales con el grado de General o almirante?.

    Muchas serían las referencias que puedan anotarse positivamente a la Corte Marcial como verdadero puntal de la Organización Judicial Militar, fue su acción positiva reiterada  de solicitar la construcción de edificaciones en consonancia con la majestad de la Justicia la que dio origen al edificio que hoy le sirve de sede, no sólo al más Alto Tribunal Militar  de la República, sino a los Tribunales de la Jurisdicción de Caracas, y que va a permitir en el futuro inmediato la construcción de modernas sedes tribunalicias en el interior del país, adecuadas al nuevo sistema procesal, ejemplo de ella la recién construida Sala de Audiencias de la Corte Marcial, calificada como la más moderna del país.

    Paralelamente, trabajó asiduamente por alcanzar la meta de integrarse en su totalidad con Oficiales Abogados como Magistrados, el de hacer cumplir la voluntad del Alto Tribunal Supremo de Justicia en el acto electivo creando en los elegidos la conciencia de la misión  que se les encomendaba, y realizó en todos los parámetros, civiles y militares, la majestad particular del Tribunal  y en general de la Jurisdicción Castrense. Se han obviado nombres por considerar que los méritos en estos logros no pueden individualizarse, sino que han sido labor de un conjunto de profesionales militares abogados, pertenecientes a nuestra Fuerzas Armadas.

    Desde aquel año de 1958 al presente, la evolución ha sido tremenda por cuanto Oficiales Abogados Venezolanos miembros de organizaciones internacionales como son: La Federación Internacional de Abogados,  han formado parte de la Directiva del Comité  de Derecho Militar de ella; La Sociedad Internacional del Derecho Penal Militar y de la Guerra; el Comité de Derecho Penal Militar y de la Guerra, Entidad Venezuela; Comisiones integradas por miembros de la Organización Judicial Militar han participado en eventos científico-jurídicos internacionales, han realizado Cursos en el exterior  y desempeñando cargos docentes en diversas Universidades Nacionales.

    La Corte Marcial ha contribuido firmemente en la extensión de conocimiento del Derecho Militar, en todas sus ramas, Penal, Procesal, Administrativo, Disciplinario, etc. Se han dictado cursos de postgrado, conferencias en centros docentes y culturales; y se creó en su seno la Escuela de la Judicatura Militar, que además de ser un Centro de Especialización en Derecho Militar, condujo desde el 1° de Octubre de 1999, un Curso Especial de Formación de Abogados Militares y Civiles para cien (100)  alumnos, quienes en su mayoría  han concluido exitosamente sus estudios, ingresando de esta forma al Cuerpo Jurídico de la Fuerza Armada. 

    Hamurabi Rey de Babilonia, establece la denominada Ley del Talión en su famoso Código de Hamurabí, mediante la fórmula del ?Ojo por ojo y diente por diente?. Su data es de hace 4000 años.

    El Código teodosiano aglutina las Constituciones Imperiales de carácter oficial, ordenadas por Teodosio II, luego de la compilación privada de los Códigos Gregoriano y Hermogeniano, fue publicado en el año 435.

    La justicia Militar tiene su origen en el momento en que se organizan los primeros cuerpos armados bajo la disciplina de las Ordenanzas y de las Cédulas Reales en los Siglos XVII y XVIII.

    Puede hablarse de Justicia Militar cuando en el Cuartel General de San Félix, el 7 de junio de 1817, el Libertador ?Simón Bolívar? con su visionaria manera  de adelantarse a los tiempos dictó el ?Reglamento sobre el modo de conocer y determinar en las causas militares?, en cuya exposición inicial expresa:

 ?Con el objeto de establecer un orden general de juicios que se observe en todos los ejércitos y guarniciones de la República, y que bajo un método sencillo y breve conozca de todos los delitos que puedan conocer los militares, he tenido a bien decretar el establecimiento y formación de un Consejo de Guerra  Permanente, en todo ejército, división y brigada que operen separados, a cuyo juicio estaban sujetos todos los individuos militares de cualquier clase y arma que sean, bajo las reglas".

    Los Tribunales Militares fueron creados por Decreto del Libertador, de fecha 30 de Agosto de 1828, basado dicho Decreto en la Ordenanza Española de 1768,  estableciéndose de esta forma el Fuero Militar, es decir, el privilegio de los militares a ser juzgados por los Tribunales Castrenses.

    Hasta 1830, Venezuela  fue un Distrito Judicial de la Gran Colombia, pero al separarse Venezuela de La Gran Colombia, se promulga la primera Constitución estableciendo el Congreso constituyente de Valencia mediante Ley del 9 de Octubre de 1830, el orden en que debían observarse y aplicarse las Leyes existentes y dictándose al mismo tiempo nuevas leyes entre estas las relativas a la competencia y procedimiento que debían seguir los Tribunales Militares.

    En 1849 el Congreso Legisla sobre los Tribunales Militares, no obstante; en el año 1873, durante la presidencia del General Antonio Guzmán Blanco, se ordena la redacción y promulgación del Primer Código Militar de Venezuela, el cual reunió en un solo cuerpo las Normas Orgánicas del Ejercito, la Ley de Servicio Militar y el propio Código de Justicia Militar en su parte sustantiva y procesal, posteriormente fueron promulgados otros Códigos: 1904, 1923, 1930 y 1933.  Hoy contenidos en la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas, en La Ley de Servicio Militar y en el propio Código de Justicia Militar del 18 de abril de 1904; evolucionando este último progresivamente hasta llegar al Código de Justicia  Militar de 1938 redactado por el Doctor Tulio Chiossione, quien para la fecha se desempeñaba como Auditor General de Guerra y Marina. Entre sus innovaciones introduce la denominación de Tribunales Militares Permanentes, como actualmente se conocen,  su reforma como Código Orgánico de Justicia Militar de 1998.

    Perfilándose de esta manera el concepto de Justicia Militar y destacándose la creación de La Corte Marcial por Decreto Presidencial Nº 9308 de fecha  18 de Abril de 1904 bajo la presidencia  del General Cipriano Castro.

 

PROCESO DE REFORMA E IMPLEMENTACIÓN DEL COPP EN LA JUSTICIA MILITAR

    Es un proceso muy significativo que nos inserta en una realidad inmediata.

    Durante los años 1997 y 1998, la Comisión legislativa termina de ensamblar los últimos proyectos de reforma del Código orgánico Procesal Penal. En ese momento el Doctor Luis Enrique Oberto, propone dicho proyecto de reforma, que se conocerá a futuro como Código orgánico Procesal Penal.

    En 1998, se plantea que la jurisdicción Penal Militar no debería quedar excluida de esta reforma, ya que le daba un giro, un cambio total, de un sistema escrito inquisitivo, a un sistema oral acusatorio. De esta manera se le plantea a la Comisión Legislativa un proyecto de seis normas, para que el Código de Justicia Militar, también se sancione como Código Orgánico de Justicia Militar.

    A fines de 1998, el Congreso sanciona el Código Orgánico Procesal Penal y el Código Orgánico de Justicia Militar, otorgándole vacatio legis, para que a partir del 1º de julio de 1999 entre en vigencia. En ese momento se plantea preparar la jurisdicción penal militar para que se inserte dentro de esta era de la justicia oral.

    El 19 de marzo de 1999 se juramenta la nueva Corte Marcial de la República Bolivariana de Venezuela, proponiéndose en ese momento la implementación del Proyecto de Modernización de la Jurisdicción Penal Militar de la República; para modernizar, preparar, adaptar, formar e instruir a la jurisdicción para el cambio procesal.

    La Jurisdicción Penal Militar a Través de su Corte Marcial, estaba lista para el mes de julio de 1999, a nivel de estructura organizativa física, para implementación del nuevo sistema oral acusatorio en Venezuela.

 

APLICACIÓN DEL CÓDIGO ORGÁNICO PROCESAL PENAL EN LA JUSTICIA MILITAR

   La puesta en vigencia del código Orgánico Procesal Penal dejó atrás el sistema inquisitivo escrito, para dar paso al sistema acusatorio oral, el cual ha permitido la celeridad procesal, en razón de que los juicios son celebrados en pocas audiencias, dependiendo de la complejidad del caso.

    También se evidencia el respeto a las Garantías Constitucionales y a los Derechos Humanos, se preserva el Principio de Presunción de inocencia, se garantiza el Derecho a la Defensa y Debido Proceso y el Principio del Juez Natural entre otros.

Información General de la Corte Marcial

Sitio web diseñado y desarrollado por la Gerencia de Informática y Telecomunicaciones del Tribunal Supremo de Justicia. Todos los Derechos Reservados